viernes, 21 de abril de 2017

Un negocio que pedalea sobre ruedas / A fast on wheels business

A Marco siempre le rondó la idea de montar un negocio en Palencia y se subió a la automoción desarrollando accesorios para hacer más cómoda la conducción. Sergio era un apasionado del tema y controlaba todo lo relacionado con las codificaciones electrónicas en el coche, así que podía darle un plus a los productos que vendía Marco.

Los dos coincidieron en un foro de automoción porque tenían la misma marca de coche… y, así, en pleno inicio de la crisis, en 2006, nacía Stagemotion de la mano de Sergio Ruesga y Marco Antonio de la Serna para diseñar componentes de automoción que se instalaban después de la fabricación del vehículo.
 
Echaron a andar en un garaje que alquilaron en Villamuriel de Cerrato, compaginando su sueño con sus respectivos trabajos, y consiguieron irse haciendo con pequeños talleres como clientes. Desde el principio ya hacían cosas “muy especiales”, equipando cualquier vehículo con los accesorios más novedosos de navegación y electrónica, así que no tardaron mucho en atraer la atención de clientes de todo el mundo.
“Conseguimos hacer cosas que no hacía nadie, que no hacían ni los propios concesionarios”, asegura Marco Antonio. Porque, de una manera muy artesanal fueron innovando en la instalación de accesorios en los vehículos, accesorios que desarrollaban las propias marcas y que se montaban durante la fabricación, pero no después. “Nosotros dábamos una oportunidad a la gente que no pudo incorporar esos accesorios en su momento. Y eso era algo innovador y único que nos permitió crecer”, aseguran.
Tanto que decidieron reinvertir todos los beneficios que habían obtenido en esos años en la construcción de las actuales instalaciones. Un enorme edificio de dos plantas que abrió sus puertas en 2010 con dos únicos trabajadores, Marco y Sergio.
Poco a poco fueron incorporando una plantilla de profesionales altamente cualificados, nuevas tecnologías, y nuevas aéreas de comunicación, diseño, imagen y logística, que fueron dando forma a Stagemotion.
Durante los siguientes cuatro años consolidaron su negocio en el sector de la automoción y fueron subiendo peldaños en la cadena. Pasaron de ser instaladores a distribuidores y de distribuidores a importadores y de importadores a fabricantes.
Este éxito les convirtió en el punto de mira del sector de los accesorios de automoción, que empezó a copiar productos y estrategias. Por eso, ante la fuerte competencia y el hecho de que los vehículos cada vez salían de fábrica más equipados, decidieron parar el motor y arrancar de nuevo.
Es entonces, en 2014, cuando deciden dividir el negocio en dos líneas. Una centrada en el desarrollo de nuevos accesorios para los vehículos con productos “altamente inteligentes” que además son universales y se pueden instalar en todos los vehículos, y otra con la bicicleta eléctrica como protagonista.
En la parte de automoción, empezaron a lanzar una nueva línea de productos fabricados con ingeniería Stagemotion: sensores de aparcamiento inteligente que se activan y desactivan solos, soluciones orientadas a la navegación y tecnología bluetooth, tecnología multimedia y cualquier accesorio que aporte calidad en el “aftermarket”, que les ha ido abriendo la puerta de grandes firmas de la automoción.
A la vez decidieron cambiar de segmento y apoyar la otra pata de su negocio en dos ruedas. Se subieron a la bicicleta, pero eléctrica, y decidieron innovar en un sector muy nuevo, el de las ebike, con un potencial de crecimiento muy alto a nivel mundial. Hicieron un análisis de mercado –tres millones de bicis eléctricas en Europa en 2016 y un crecimiento potencial de entre el 20 y el 40% al año–, y decidieron aplicar a la bici la tecnología que hasta entonces estaban aplicando al coche.
“La gente que compre una bici eléctrica querrá que haga muchas cosas útiles y que sea muy eficiente y que consuma poco y que sea muy ligera”, asegura Marco.
En esta carrera no tardaron mucho en lanzar las primeras patentes y convertirse en el foco de muchas miradas que veían que se podía innovar en algo en lo que parecía que todo estaba inventado.
Iniciaron una colaboración con el grupo de investigación BISITE de la USAL para poder desarrollar todo tipo de accesorios y aplicaciones móviles y construyeron “la interfaz humana de una bicicleta eléctrica”, un mando que controla todas las funciones de la bici y el teléfono móvil desde el manillar.
Y así en 2015 nació la firma ebikemotion que sigue colaborando con la Universidad de Salamanca y encontró además el empuje del grupo Nagares. Han perfeccionado aquel mando de control y sus aplicaciones, y han introducido otras innovaciones como un control de motor con tecnología de automoción con el que consiguen reducir el consumo en un 20% y alargar su autonomía.
Desarrollan y fabrican toda la electrónica del sistema y se han convertido en proveedores de primer nivel, suministrando directamente a las fábricas para que ensamblen ebikes con su tecnología.
Muestra de su éxito y proyección internacional es que ebikemotion tiene hoy contratos con cuatro de las diez marcas más importantes del mundo de la bicicleta y con dos de los fabricantes de coches mundiales “que están mirando a la bici con cariño”. Además en automoción trabajan con cinco fabricantes en España, con dos en Alemania, Canadá y Asia y con tres en Estados Unidos.

*Noticia extraída del Diario de Valladolid
 

Marco always had on mind setting up a business in Palencia and got into the automobile world by developing accessories to make driving more comfortable. Sergio was passionate about the subject and controlled everything related to electronic coding in the car, so he could give a plus to the products Marco was selling.
Both met in automotive forum because they had the same car brand at the very beginning of the crisis, in 2006, Stagemotion was created by Sergio Ruesga and Marco Antonio de la Serna to design automotive components that were installed after the manufacture of the vehicle.
They started in a garage rented in Villamuriel de Cerrato, combining their dream with their respective works, and they managed with small workshops as clients. From the outset they were already doing “very special” things, equipping any vehicle with the latest navigation and electronics accessories, so they did not take long to attract the attention of customers from all over the world.
“We managed to do things that no one did before” says Marco Antonio. Because, in a very handcrafted way they were innovating in the installation of accessories in vehicles, accessories that developed the own brands and that were assembled during the manufacture “We gave people a chance who could not incorporate those accessories at the time. And that was something innovative and unique that allowed us to grow,” they say.
They decided to reinvest all the benefits they had obtained in those years in the construction of the existing facilities. A huge two-story building that opened in 2010 with only two workers, Marco and Sergio.
Step by step they were incorporating a team of highly qualified professionals, new technologies, and new communication, design, image and logistics airships, which were shaping Stagemotion.
During the next four years they consolidated their business in the automotive sector and continue growing constantly. They went from being installers to distributors and distributors to importers and importers to manufacturers.
This success made them the focus of the automotive accessories sector, which began to copy their products and strategies. This is the reason why, in the face of strong competition and the fact that vehicles were increasingly fitted out, they decided to stop the activity and start again.
Then, in 2014, they decide to divide the business into two lines. One focused on the development of new accessories for vehicles with “highly intelligent” products that are also universal and can be installed in all vehicles, and the other one with the electric bicycle as the protagonist.
In the automotive part, they began to launch a new line of products made with engineering Stagemotion: intelligent parking sensors that are activated and deactivated alone, solutions oriented to navigation and bluetooth technology, multimedia technology and any accessory that contributes quality in the “Aftermarket”, which has been opening the door for large automotive brands.
At the same time they decided to change segments and support the other part of their business on two wheels. They got on the bike, but electric, and decided to innovate in a very new sector, the ebike, with a very high growth worldwide. They did a market analysis - three million electric bikes in Europe in 2016 and potential growth of 20-40% a year - and decided to apply to the bike the technology they were applying to cars.
“People who buy an electric bike will want to do a lot of useful things and being very efficient and low-consuming and very light,” says Marco.
In this race did not take long to launch the first patents and become the focus of many eyes that saw that something could be innovated in a market where everything seemed invented.
They started a collaboration with the research group BISITE of the USAL to develop all kinds of accessories and mobile applications and built “the human interface of an electric bicycle”, a command that controls all the functions of the bike and the mobile phone from the handlebar.
So in 2015 was born the firm ebikemotion that continues collaborating with the University of Salamanca and also found the support of Nagares. They have perfected that control command and its applications, and have introduced other innovations like a control of motor with technology of automation with which they manage to reduce the consumption in a 20% and to extend its autonomy.
They develop and manufacture all the system electronics and have become first-class suppliers, supplying factories directly to assemble ebikes with their technology.
Ebikemotion has contracts with four of the world's top ten bicycle brands and with two of the world's car manufacturers “who are looking at the bike with affection”. In addition, they work in automotive with five manufacturers in Spain, with two in Germany, Canada and Asia and three in the United States.

* News extracted from the Diario de Valladolid

 

viernes, 7 de abril de 2017

Los españoles, los más dispuestos de la UE a comprar coche eléctrico / Spaniards, the most willing to buy an electric car in EU

Un estudio llevado a cabo por el portal de estadísticas Statista muestra que los españoles somos los europeos más abiertos a la movilidad eléctrica.

Una encuesta llevada a cabo por Dalia Research indica que el 46 por ciento de los españoles está dispuesto a adquirir un vehículo eléctrico en algún momento de los próximos cinco años. Con esta proporción somos los miembros de la Unión Europea más dispuestos a acoger este tipo de tecnología, por delante, por muy poco, de Bélgica (44 por ciento) e Italia (42 por ciento).
Tras estos tres países hay un salto significativo hasta llegar al cuarto, Holanda, con un 32 por ciento, 10 puntos porcentuales menos que el país que le precede. Los encuestados de los países que vienen a continuación en la lista se muestran a favor de los eléctricos en proporciones similares: Austria (30 por ciento), Dinamarca (29 por ciento), Francia (28 por ciento), Polonia (27 por ciento) y Reino Unido (25 por ciento).
Por último, de los diez países reflejados en la encuesta, el más reacio a la movilidad eléctrica es Alemania: quizá por su fuerte industria automotriz basada en vehículos con motores de combustión tradicionales, solo el 22 por ciento de sus habitantes se compraría un coche eléctrico en el medio plazo.

 
 
Si se hace una media de estos 10 países se establece que el 32,5 por ciento de sus habitantes se compraría un eléctrico. Otra encuesta realizada por Ford en 2013 indicaba que entonces el 28 por ciento de los europeos abrazarían esta tecnología, con lo que se aprecia que, poco a poco, vamos convenciéndonos de las aparentes ventajas de esta tecnología.
Estas encuestas ponen de manifiesto un más que evidente un cambio en la percepción de la movilidad de los europeos. Influidos por una mayor conciencia de las consecuencias medioambientales de los vehículos con motores de combustión, las cada  vez más numerosas restricciones a los mismos, la previsión de un encarecimiento de los coches Diesel y, por qué no decirlo, la promoción de tecnologías alternativas por parte de marcas y medios de comunicación, cada vez más vemos con buenos ojos los vehículos movidos por energías limpias.



A study carried out by the statistics portal Statista shows that Spaniards are Europeans more open to electric mobility.
A survey conducted by Dalia Research shows that 46 percent of Spaniards are willing to purchase an electric vehicle sometime in the next five years. With this rate, we are the most willing to accept this type of technology, way ahead of Belgium (44%) and Italy (42%).
Following these three countries there is a significant leap to the fourth, the Netherlands, with 32 percent, 10 points less than previous one. Respondents from the following countries are in favor of electric trains in similar proportions: Austria (30 per cent), Denmark (29 per cent), France (28 per cent), Poland (27 per cent) And the United Kingdom (25 percent).
Finally, from the ten countries reflected in the survey the most reluctant one to electric mobility is Germany: perhaps because of its strong automotive industry based on vehicles with traditional combustion engines, only 22 percent of its inhabitants would buy an electric car in the medium term.
If one makes an average of these 10 countries it would have a result of 32.5 percent of its inhabitants showing an intentions for purchasing an electric. Another survey conducted by Ford in 2013 indicated that then 28 percent of Europeans would embrace this technology, which shows that, step by step, we are being convinced about the apparent advantages of this technology.
These surveys reveal a clear and evident change in the European perception of mobility. Influenced by a greater awareness of the environmental consequences of vehicles with combustion engines, the increasing number of restrictions on them, the forecast of higher prices in diesel cars and, why not saying, the promotion of alternative technologies by part of brands and media, we’re seeing as a positive trend the vehicles moved by clean energies.

 

 

viernes, 31 de marzo de 2017

Cada vez es más difícil reducir las emisiones de CO2 / It is getting more and more difficult to reduce CO2 emissions

Durante los últimos años el mundo del motor ha estado atento a los informes y estudios que miden las emisiones de gases nocivos para la salud provenientes del transporte. En ese sentido, se ha visto cómo ha ido disminuyendo el aporte de CO2 de forma significativa. A la vez, numerosas fuentes de la industria no dejaban de indicar que en el futuro no sería tan fácil seguir la misma dinámica.
 
Pues bien, parece que esos augurios se han hecho realidad llegado el año pasado, en el que en Europa se redujeron 1,2 g/km de CO2 de media por vehículo, para dejar el listón en los 117,8 g/km. Las interpretaciones de esto puede ser dispares, pero lo cierto es que esa reducción no ha sido tan importante como la de años anteriores.
 
 
Solo hay que echar un vistazo a las medias de los años anteriores, de 119 g/km en 2015, 123,4 g/km en 2014 y 127 g/km en 2013. Hasta ahora, los objetivos de emisiones se habían cumplido de sobra, pero llegados a este punto, la previsión que muchos fabricantes llevan lanzando desde hace tiempo vuelve a cobrar sentido.
Y es que las vías más fáciles para reducir las emisiones se están agotando, forzando a la industria a acometer una transición mucho más estructural, profunda e irremediablemente eléctrica. Algo que no todas las compañías quieren o pueden asumir.
Por países, las matriculaciones de coches eléctricos han sido fundamentales para que Noruega desbanque a los Países Bajos como el territorio más limpio de CO2 en lo que a nuevos vehículos se refiere. Los nórdicos han logrado una media de 94,2 g/km, mientras que los holandeses se quedan con 105,7 g/km. España ostenta 114,2 g/km, y países como Alemania o Polonia siguen lastrando la media europea con 125,6 g/km y 126,3 respectivamente.

 


Over the last few years the engine world has been focusing to reports and studies measuring emissions of harmful gases from transport. In that sense, we have seen how CO2 has been significantly reduced. At the same time, numerous industry sources were always pointing out that won’t be easy to follow the same dynamic in the future.
Well, it seems that these omens have come true last year, where in Europe 1.2 g/km of CO2 per vehicle were reduced, leaving the bar at 117.8 g/km. The interpretations of this may be different depending on the point of view, but the truth is that this reduction has not been as important as previous years.
We must just take a look at the rates of previous years, of 119 g/km in 2015, 123.4 g/km in 2014 and 127 g/km in 2013. Until now, the emissions targets had been fulfilled, but at this point, the forecast that many manufacturers have been talking about for a long time makes sense again.
The easiest ways to reduce emissions are being wasted, forcing the industry to undertake a much more structural, profound and irremediably electric transition. But not all companies want or can assume it.
According to every country, electric car registrations have been crucial for Norway to unseat the Netherlands as the cleanest CO2 territory in terms of new vehicles. The Nordics have achieved an average of 94.2 g/km, while the Dutch have 105.7 g/km. Spain boasts 114.2 g/km, and countries like Germany or Poland continue to weigh the European rate with 125.6 g/km and 126.3 respectively.

 

viernes, 24 de marzo de 2017

En cinco años se crearán 100 o 200 puestos de trabajo más en Motilla gracias a la venta de Nagares / 200 jobs will be created in Motilla thanks to Nagares sale

Así de contundente se ha mostrado Juan Diego Navalón, director de ventas e hijo del fundador de la empresa, quien ha destacado que las condiciones laborales “están garantizadas durante los próximos 3 años por contrato.”

MAHLE es uno de los gigantes del sector automovilístico y el principal comprador de los componentes de NAGARES, por esta razón Juan Diego Navalón ha explicado en los micrófonos de Radio 90 que sólo había dos opciones: no vender y que esta empresa desarrollara su parcela eléctrica por otro lado, o vender y convertirnos en la pieza angular del desarrollo del coche eléctrico. No obstante, ha destacado la dificultad que ha entrañado “la parte emocional para mi padre, Hermino Navalón, ha tomado la decisión de vender pensando en la garantía de los puestos de trabajo”.
 
 
Según el hijo del fundador de la empresa, durante este año no va a haber cambios en la estructura de NAGARES y que a partir del siguiente se comenzarán a realizar paulatinamente pequeñas mejoras que no serán excesivamente grandes “porque somos una empresa que funcionamos muy bien”.
Esta importante operación comercial se ha estado negociando en secreto durante los últimos 2 años y el componente económico no ha sido la prioridad, “teníamos ofertas mayores que la de MAHLE pero no las hemos aceptado porque no garantizaban la continuidad”.
Juan Diego Navalón ha explicado la oportunidad que se le abre a toda la comarca, ya que una gran multinacional viene a invertir a Motilla y puede ser tractora de un parque industrial, por esta razón ha pedido al ayuntamiento, partidos políticos, trabajadores y el tejido social colaboración para ser competitivos.
Entre los motivos esperanzadores que tiene la fábrica está por ejemplo el nuevo proyecto para controlar la nueva generación de coches eléctricos de Audi, Porsche y Volkswagen “sería una facturación de 500 millones anuales que sin entrar en MAHLE no podríamos desarrollar”.
Por último, ha destacado que todos los miembros de su familia van a seguir trabajando en la fábrica “porque es un proyecto que nos motiva y además, creo que es una prueba de que creemos en esta decisión”.


Juan Diego Navalón, sales director and son of the founder of the company, said that the conditions of work “are guaranteed during the next 3 years by contract”.
MAHLE is one of the giants of the automotive sector and the main buyer of components of NAGARES, so Juan Diego Navalón explained in Radio 90 that there were only two options: not selling and let the company to develop its electric plot or, on the other hand, selling and becoming the cornerstone of the electric car development. However, he stressed the difficulty that has been involved “the emotional part for my father, Hermino Navalón, has made the decision to sell thinking about the guarantee of jobs”.
According to the son of the founder of the company, during this year there will be no changes in the structure of NAGARES and next year will begin to gradually make small improvements that will not be excessively large “because we are a company that we work very well”.
This important commercial operation has been under negotiation for the last 2 years and the economic component has not been the priority, “we had bigger offers than MAHLE but we did not accept them because they did not guarantee continuity”.
Juan Diego Navalón explained the opportunity that opens up to the whole region: it’s a multinational corporation that comes to invest in Motilla and can be tractor of an industrial park, for this reason has asked the city council, political parties, workers and the social structure for collaboration to be competitive.
Among the promising reasons the factory is for example the new project to control the new generation of electric cars Audi, Porsche and Volkswagen “would be a turnover of 500 million per year that without entering MAHLE we could not develop”.
Finally, he stressed that all members of his family will continue to work in the factory “because it is a project that motivates us and also, I think it is a proof that we believe in this decision”.

jueves, 16 de marzo de 2017

Anuncio oficial de Nagares S.A.


ACUERDO DE NAGARES S.A. CON LA FIRMA MAHLE

Acuerdo de venta entre los accionistas de NAGARES S.A. con la firma alemana MAHLE

Se forja un partner perfecto para sistemas electrónicos y coches eléctricos

Motilla del Palancar, 15 de Marzo de 2017.- Los accionistas de NAGARES S.A. llegan a un acuerdo para la venta del 100% de las acciones de NAGARES S.A. y sus filiales a la empresa líder mundial en el automóvil MAHLE. Se ha acordado entre las partes mantener en secreto los detalles de la operación, que está todavía pendiente de aprobación por parte de las autoridades de supervisión de la competencia.

NAGARES S.A. desarrolla y fabrica para el sector de la automoción, entre otros productos, equipos de control y electrónica de potencia para grupos periféricos eléctricos y sistemas de gestión térmica, además de convertidores de potencia y soluciones de movilidad eléctrica. En el año 2015, la empresa con sede en Motilla del Palancar (Cuenca), que cuenta con unos 435 empleados, registró una facturación de unos 70 millones de Euros.

La empresa familiar fundada en 1971 posee en España cuatro plantas de producción y un centro de desarrollo y, además, está presente con representaciones en Europa, Norteamérica y Asia. Entre sus clientes se cuentan con numerosos grupos globales del sector de la automoción. Junto con la Universidad Politécnica de Valencia, la empresa ha creado una Cátedra de Mecatrónica y Electrónica de Potencia.

“MAHLE y NAGARES encajan a la perfección, ya que ambas empresas nos hemos marcado como objetivo seguir desarrollando la movilidad con nuevas soluciones y sistemas. Con esta operación con nuestro cliente principal, NAGARES pasa a ser parte de un gran grupo como es MAHLE y así, esperamos poner en valor en el mercado nuestra capacidad tecnológica en electrónica de potencia, especialmente concentrada en aplicaciones para la movilidad eléctrica”, destaca Herminio Navalón, Socio Gerente de NAGARES.

Los campos de actividad de NAGARES S.A. complementan perfectamente los objetivos de la división de Mecatrónica de MAHLE, donde están reunidas desde el año 2016 todas las actividades en torno a los accionamientos eléctricos. En ella se desarrollan y se fabrican motores eléctricos, además de sistemas mecatrónicos y sistemas de accionamiento eléctricos. Las tecnologías se utilizan principalmente para turismos, vehículos comerciales y aplicaciones todoterreno. De esta forma, y gracias a la incorporación de NAGARES S.A., MAHLE realiza un nuevo salto y contribución hacia el transporte más sostenible, así como al fomento de la movilidad eléctrica y la eficiencia energética y a una reducción considerable de las emisiones de sustancias nocivas provocadas por los vehículos.

“Con NAGARES, reforzamos nuestra capacidad en el ámbito de los sistemas de movilidad eléctrica. La incorporación de MAHLE al ámbito de la electrónica de control y de potencia es un importante componente en el camino hacia grupos periféricos y accionamientos eléctricos integrados”, explica Wolf-Henning Scheider, Presidente de la Junta Directiva del grupo MAHLE.

MAHLE es líder internacional como socio de desarrollo y proveedor del sector automovilístico. Con sus productos, que van desde motores de combustión y sus componentes hasta soluciones para vehículos electrificados, el grupo cubre todos los aspectos importantes a lo largo del sistema de accionamiento y la ingeniería de aire acondicionado: desde sistemas y componentes de motor hasta la gestión térmica, pasando por la filtración. Hay productos de MAHLE instalados al menos en uno de cada dos vehículos a nivel mundial. Los componentes y sistemas de MAHLE también se utilizan fuera de las carreteras, por ejemplo, en aplicaciones estacionarias, máquinas de trabajo móviles o medios de transporte como barcos, aviones y trenes. El grupo, con una plantilla de cerca de 76 000 empleados, obtuvo en 2015 un volumen de ventas de aproximadamente 11 500 millones de euros, y está presente en 34 países con más de 170 sedes de producción. En 15 grandes sedes de desarrollo distribuidas por Alemania, Gran Bretaña, Luxemburgo, Eslovenia, Estados Unidos, Brasil, Japón, China y la India trabajan unos 6000 ingenieros de desarrollo y técnicos en busca de soluciones innovadoras para la movilidad del futuro.

NAGARES S.A. ha estado asesorado durante el proceso por los abogados Alexander Sanz, Fabregat-Perulles-Sales abogados, Ribidor asesores y Sánchez de León abogados.




 
 
 
 
 
 

viernes, 10 de marzo de 2017

España necesita 300.000 coches eléctricos en 2020 para luchar contra el cambio climático / Spain needs 300,000 electric cars in 2020 to fight global warming

En España deberían circular 300.000 coches eléctricos en 2020. En 2025, entre 1,2 y dos millones. En 2030, entre 4,4 y seis. Es lo que tendría que ocurrir con el transporte de pasajeros si España quiere cumplir con los compromisos ante la Unión Europea de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, según un estudio de la consultora Deloitte. El informe estima que para cumplir con esas metas se requerirá una inversión de unos 650 millones de euros anuales hasta 2030 (para incentivos y puntos de recarga). En 2015 circulaban solo 6.500 vehículos de este tipo en nuestro país y el Gobierno apenas ha destinado 40 millones de euros en incentivos para coches eléctricos desde 2009.


 
Cuando se habla de la lucha contra el cambio climático se suele pensar en chimeneas humeantes y centrales térmicas que emplean el carbón para generar electricidad. Pero no en tubos de escape. Sin embargo, el sector del transporte (además de desencadenar otros problemas de contaminación) supone alrededor del 25% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la actividad económica en España. “Se ha puesto mucho el foco en la generación eléctrica limpia y no se ha puesto en el transporte”, señala uno de los autores del informe.
El pasado año, casi un 40% de la electricidad generada en nuestro país provino de energías limpias, fundamentalmente hidráulica y eólica. Sin embargo, los coches eléctricos e híbridos enchufables siguen siendo algo residual: solo se vendieron en España 4.750 vehículos de este tipo en 2016, lo que supuso apenas el 0,4% de todos los matriculados. 
Pero si España quiere cumplir con sus compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático, el sector del transporte también se debe descarbonizar. Nuestro país, como el resto de los miembros de la Unión Europea, está obligado a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 80% y un 95% en 2050. 
El informe pone el foco en el desarrollo del vehículo eléctrico como una vía para cumplir con esos acuerdos internacionales. “Para el año 2020 se necesita llegar a un parque de entre 200.000 y 300.000 vehículos eléctricos e híbridos enchufables para garantizar en el medio plazo el cumplimiento de los objetivos medioambientales”, señala el informe. Se requeriría que el 5% de los coches que se vendan sean eléctricos de aquí hasta 2020, frente al 0,4% del pasado año.
El porcentaje y el número total tendrían que aumentar significativamente en los siguientes años: entre 1,2 y dos millones en 2025 y entre 4,4 y seis millones en 2030. Que se ofrezca una horquilla tan amplia de los coches eléctricos que tienen de circular se debe a que Deloitte toma varios escenarios de implantación relacionados con el cambio de hábitos respecto a la movilidad. Estos escenarios están condicionados por el desarrollo del coche autónomo y compartido.
En todo caso, el informe apunta a que en 2025 entre el 30% y el 35% de los coches que se vendan deberán ser eléctricos. En 2030, la cuota deberá ser ya entre 50% y el 60%. Y “no debería venderse ningún vehículo con motor de combustión interna a partir de 2040”, señala el estudio.
Puntos de recarga
Para descarbonizar el transporte de pasajeros, la consultora estima que se necesitan entre 6.000 y 11.000 millones de euros de inversión hasta 2030, lo que supone de media unos 650 millones al año. Este dinero se emplearía en incentivos, para hacer más atractivos los vehículos limpios, y en crear una red de recarga.
 
 
La falta de una infraestructura de recarga es una de las principales trabas para la implantación de los coches eléctricos.
Incentivos
La falta de incentivos es otra de las trabas a la implantación de estos coches en España. Sin tener en cuenta las ayudas públicas, los vehículos eléctricos son en nuestro país entre un 5% y un 24% más caros que los convencionales. En los países con una apuesta clara por este tipo de movilidad, esa brecha se soluciona con las ayudas públicas. En Noruega, el 23% de los turismos que se venden cada año son ya eléctricos.
Restricciones a los convencionales
En el informe también se plantean recomendaciones para hacer más atractiva la compra de los vehículos limpios. Por ejemplo, “que los vehículos convencionales no puedan circular por el centro de las ciudades a partir de 2025”. Es una medida que ya están planteando grandes ciudades del mundo. Barcelona, por ejemplo, acaba de anunciar el veto a los coches más antiguos, y por lo tanto más contaminantes, a partir de 2019.
También se plantea que los incentivos se dirijan “a los segmentos más relevantes del mercado, no solo a usuarios particulares, sino también a vehículos de flotas o usuarios profesionales”. Y que se den “facilidades” como el “acceso a aparcamiento en el centro de las ciudades, aparcamiento gratuito, carriles prioritarios...”. Y el informe propone “mecanismos de mandato y control”. “Alemania, Noruega y Holanda están ya discutiendo la prohibición de ventas de vehículos convencionales en 2025-2030”, se añade.


300,000 electric cars should be driven through Spanish streets in 2020. In 2025, between 1.2 and 2 million. In 2030, between 4.4 and six. It is what should happen with the transport of passengers if Spain wants to fulfill the commitments with the European Union to reduce emissions of greenhouse gases, according to a study of the consultancy Deloitte. The report estimates that meeting these targets will require an investment of 650 million euros per year until 2030 (for incentives and recharging points). In 2015 only 6,500 vehicles of this type circulated in our country and the Government has just allocated since 2009 40 million euros in incentives for electric cars.
Speaking about global warming lead us to think of smokestacks and thermal power stations that use coal to generate electricity. But not in exhaust pipes. However, the transport sector (in addition to other triggering pollution problems) accounts for around 25% of all greenhouse gas emissions from economic activity in Spain. “There has been a lot of focus on clean electricity generation and it has not been put into transport”, says one of the report's authors.
Last year, almost 40% of the electricity generated in our country came from clean energy, mainly hydro and wind. However, electric and plug-in hybrid cars are still somewhat residual: only 4,750 vehicles of this type were sold in Spain in 2016, accounting for only 0.4% of all registered.
But if Spain wants to respect its international commitments against global warming, the transport sector must also being decarbonize. Our country, like the rest of the European Union, is forced to reduce its greenhouse gas emissions by 80-95% by 2050.
The report focuses on the development of the electric vehicle as a way to comply with these international agreements. “By the year 2020 you need to reach a park of between 200,000 and 300,000 electric vehicles and plug-in hybrids to ensure in the medium term the fulfillment of environmental objectives”, the report said. It would require 5% of cars sold to be electric by 2020, compared to 0.4% last year.
The percentage and total number should increase significantly in the following years: between 1.2 and 2 million in 2025 and between 4,4 and 6 million in 2030. That such a wide fork of the electric cars that have to circulate is due to several implementation scenarios related to the change of habits regarding mobility by Deloitte. These scenarios are conditioned by the development of the autonomous and shared car.
In any case, the report points out that in 2025 between 30% and 35% of sold cars should be electric. By 2030, the quota should be between 50% and 60%. And “should not be sold any vehicle with internal combustion engine from 2040”, the research said.
Charging points
To decarbonise passenger transport, the consultant estimates that between 6,000 and 11,000 million euros of investment are needed until 2030, which means an average of about 650 million a year. This money would be used in incentives, to make cleaner vehicles more attractive, and to create a recharge network.
The lack of a charging infrastructure is one of the main obstacles to the implementation of electric cars.
Incentives
The lack of incentives is another obstacle to the implementation of these cars in Spain. Without taking into account public aid, electric vehicles are in our country between 5% and 24% more expensive than conventional ones. In countries with a clear commitment to this type of mobility, this gap is solved with public aid. In Norway, 23% of sold cars each year are already electric.
Restrictions to Conventional
The report also reccomends measures for purchasing clean vehicles in a more attractive way. For example, "conventional vehicles cannot circulate through the center of cities from 2025". It is a measure that are already raising big cities around the world. Barcelona, for example, has just announced the veto to the oldest cars, and therefore more polluting, as of 2019.
It is also suggested that the incentives are directed “to the most relevant segments of the market, not only to private users, but also to fleet vehicles or professional users”. And to give “facilities” such as “access to parking in the center of cities, free parking, priority lanes ...” And the report proposes “mechanisms of mandate and control”. “Germany, Norway and the Netherlands are already discussing the ban on conventional vehicle sales in 2025-2030”, it adds.